Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información sobre las cookies aquí

TEd'A Arquitectes, Premio Poraxa de Arquitectura Sostenible de les Illes Balears

El proyecto Can Jordi i n’Àfrica de TEd’A Arquitectes ha recibido esta tarde el II Premio Poraxa de Arquitectura Sostenible de les Illes Balears en la categoría de vivienda unifamiliar en un acto celebrado en el Palau de Congressos de Palma. La Casa MM, de OHLAB, ha sido reconocida con el accésit mientras que la categoría de vivienda colectiva o edificio de uso hotelero ha quedado desierta.

El jurado, que se reunió el viernes en Palma, ha estado integrado por Antoni Garí Ferrer, en representación de la empresa Poraxa; Micheel Wassouf, arquitecto especialista en Passivhaus de la empresa Energiehaus; Albert Cuchí Burgos, arquitecto Doctor en Arquitectura, Energía y Medio Ambiente (Universidad Politécnica de Cataluña), director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallès y profesor titular del Departamento de Tecnología de la Arquitectura; Félix Martínez Cuart, ingeniero de Caminos y representante de CEMEX; Bernat Nadal Alemany, arquitecto vocal de concursos de la Junta de Gobierno del Collegi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears (COAIB), y Joan Bauçà Roig, arquitecto responsable del área técnica del COAIB.

Del proyecto ganador –la Casa Can Jordi i n’Àfrica de Jaume Mayol e Irene Pérez de Ted’A Arquitectes y ubicada en Montuïri– el jurado ha destacado la “arquitectura sencilla hacia el exterior, una postura urbana convincente, que genera espacios únicos de altísima calidad” así como el “uso ejemplar de materiales reciclados, revalorizándolos gracias a su importante rol en la obra arquitectónica”. También ha subrayado la “arquitectura de base bioclimática con una organización de los espacios adecuada a la orientación y a la funcionalidad, con espacios intermedios entre exterior e interior y conjugando una arquitectura potente, solvente y muy responsable con el entorno”.

Catalina Ferrer Picornell, copropietaria de Poraxa, ha hecho entrega de este primer premio por un importe de 3.000 euros.

Del premio accésit, la Casa MM en Palma de OHLAB (Paloma Hernaiz y Jaime Oliver), el jurado subraya que se trata de una “casa pasiva que combina soluciones tradicionales con el ‘set of solution’ del estándar Passivhaus”; valora “la intención disciplinar de someterse al cumplimiento de un estándar existente en cuestiones energéticas, a pesar del elevadísimo factor de forma y los gestos figurativos del edificio” y también destaca el uso de materiales locales.

El accésit da acceso a un curso Passivhaus impartido por el equipo de Micheel Wassouf (Energiehaus).

Antes de la entrega del premio, de 17 a 19 h, se ha llevado a cabo una sesión técnica con las siguientes ponencias y mesa redonda:

  • "Thermur aplicado a casa impresa 3D", a cargo de Félix Martínez, ingeniero de Caminos (Cemex).
  • "Dos hoteles Passivhaus en España", a cargo de Micheel Wassouf, arquitecto de Energiehaus.
  • Mesa redonda: "La eficiencia energética en Baleares", con Joan Bauçà (COAIB), Micheel Wassouf (Energiehaus), Félix Martínez (Cemex) y Antoni Garí (Poraxa).

La segunda edición del Premio Poraxa de Arquitectura Sostenible de les Illes Balears, organizado por Poraxa –empresa mallorquina especializada en la fabricación de poliestireno expandido–, cuenta con el patrocinio principal de Thermur by Cemex; el patrocinio de Unic Pools y Obres i Construccions Tomeu Rosselló y la colaboración del Collegi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears, el Palau de Congressos de Palma y Energiehaus. 

La apuesta del cubo de hielo (Mallorca 2018)


Dos bloques de hielo al sol: uno desprotegido y otro aislado según el estándar Passivhaus. Un espacio emblemático: el patio central de Es Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma. Un objetivo: demostrar la eficiencia del aislamento térmico. Y una apuesta: ¿cuántos litros del bloque aislado resistirían al sol del verano de Mallorca?