Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información sobre las cookies aquí

Mobiliario personalizado de poliestireno expandido: la opción perfecta del diseño sostenible

Las características y las propiedades del poliestireno expandido (EPS) lo convierten en un material con un amplio abanico de utilizaciones y aplicaciones. Más allá de su usos habituales en la construcción o el embalaje, el también conocido como porexpan o poliespan ha ido ganando fuerza en los últimos años en la fabricación de todo tipo de muebles y en la decoración.

Las posibilidades en este ámbito son enormes, sobre todo gracias a la versatilidad del EPS que es capaz de inferir un carácter práctico pero también artístico a las piezas. Cada vez son más los negocios y empresas que confían en el equipo de Poraxa en Mallorca para dar respuesta a sus necesidades en mobiliario y en elementos decorativos con este tipo de plástico.

Los resultados saltan a la vista. El poliestireno expandido aporta soluciones únicas y creativas que ayudan a confeccionar espacios personalizados que no dejan indiferente. En este sentido, la introducción de la originalidad se alza como su mejor baza. Llega a bancos tematizados para sentarse, muebles de recepción, barras de restaurantes, elementos decorativos, forros de columnas, zonas tematizadas… como ejemplos de éxito en la aplicación del porexpan en loshoteles, uno de los sectores en el que el equipo Poraxa está altamente especializado. Otros elementos en los que se observa una aplicación creciente de este material son las celosías, los moldes, las jardineras, las piscinas, las bovedillas y los casetones que se aplican en construcción, entre muchos otros.

Ya no hay duda de que el poliexpan se ha ido ganando su puesto en el diseño y en el interiorismo en Mallorca: lámparas, escritorios, tumbonas, asientos, estanques… prácticamente todo elemento de mobiliario y de decoración toma forma bajo un material caracterizado por ser liviano, ignífugo, resistente y un excelente aislante térmico. Además de no dañar la capa de ozono y de ser 100% reciclable, lo que lo sitúa en el punto de mira del diseño sostenible, en línea con el principio de responsabilidad medioambiental que mueve al trabajo de Poraxa.

Este material se introduce también en la decoración de espacios de ocio y de recreo, fundamentalmente, a través del marketing, la tematización y lasletras en porexpan. De esta forma, hoy es uno de los mejores aliados para publicitar servicios, dar visibilidad a las acciones y tematizar rincones y espacios.

Mucho ha llovido desde que dimos un viraje a la utilización de este material en la construcción para enfocarnos también hacia su uso en la hostelería y en la decoración. Desde entonces, hemos realizado multitud de proyectos para adaptarlo a las más altas exigencias del diseño.Entre los encargos de EPS más destacados en el sector hotelero destacan las dos piscinas tematizadas para el Iberostar Ciudad Blanca (Port d’Alcúdia) y el Iberostar Pinos Park (Cala Ratjada), así como los flamencos decorativos fabricados para Riu Hotels & Resorts en Sri Lanka. Más recientemente hemos colaborado con otras iniciativas de diseño de vanguardia con porexpan, como los característicos árboles de la vida del Iberostar Grand de Hotel de Portals Nous, los asientos y las mesas independientes con distintas configuraciones en el Sol Wave House de Calvià y las figuras de animales monocolor en distintos tamaños para varios establecimientos.

La apuesta del cubo de hielo (Mallorca 2018)


Dos bloques de hielo al sol: uno desprotegido y otro aislado según el estándar Passivhaus. Un espacio emblemático: el patio central de Es Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma. Un objetivo: demostrar la eficiencia del aislamento térmico. Y una apuesta: ¿cuántos litros del bloque aislado resistirían al sol del verano de Mallorca?